//
you're reading...
Familias de poder

FAMILIAS DE PODER: ¿Deshaciendo mitos? (II): Historia y funciones de WWF (Fondo Mundial Vida Salvaje)


Resumen y extractos del artículo que, en parte, exponiendo a los responsables, explica la situación africana y otras que hoy estamos viviendo hacia el sometimiento y genocidio mundial de la población:

Si nos situamos en el contexto de la Segunda Guerra Mundial y su final veremos como a través de de los teatrales juicios de Nüremberg en 1945, numerosos científicos del Tercer Reich, investigadores militares y altos oficiales nazis fueron “exiliados” a Estados Unidos, Brasil, Argentina, Chile y otros, con cambio de nombre y pasaporte suizo o del Vaticano. mediante La RUTA DE LAS RATAS.

Así mismo las casas reales, la nobleza europea que simpatizaba con el movimiento nazi (negra) y los grupos financieros que apoyaron, sufragaron e hicieron posible el nazismo permanecen aún hoy día vivos e incrustados en la sociedad.

Es en este contexto en el que aparece la figura del, primero conde, y después príncipe Bernhard de Lippe-Biesterfeld, filo – nazi y creador de Bildelberg y  el Fondo Mundial Vida Salvaje, renombrado después con las siglas WWF.

Se constata en el artículo la presencia de la nobleza europea, servicios de inteligencia y grandes grupos corporativos (principalmente, bancarios, armamentísticos y químicos) en esa organización “amante de la naturaleza” algunos de cuyos personajes son expuestos.

Y se denuncian sus objetivos:

WWF tiene como único interés defender la política y la economía de los grupos de poder europeos extendidos en todo el mundo.

El control, aprovechamiento y destrucción del continente Africano a través de WWF.

Durante las dos últimas décadas del S. XX, las generaciones más jóvenes literalmente “mamaron” el credo ecológico sin poder cuestionarse ni el origen ni el objeto de dicho credo, como una nueva pseudo-religión de salvación.

Tan profundamente se enraizaron los “valores medioambientales” en la población, que escandalosas noticias que delataban la actividades criminales de instituciones ambientales como…

  • el Proyecto Lock
  • el Proyecto Stronghold
  • la participación del WWF en el tráfico de marfil (denunciado por el periodista Kevin Dowling),…pasaron desapercibidas.

Las grandes corporaciones mineras, petroleras, químicas, farmaceúticas, textiles… (inversiones y posesiones de las mismas élites europeas ya referidas) se establecieron en estos nuevos estados gobernados por auténticos peleles sin escrúpulos.

Todas las corporaciones más presentes en las explotaciones del continente africano están relacionadas directamente con las casas reales europeas y grandes grupos bancarios angloamericanos:

  • Riotinto
  • N.M. Rothschild
  • Angloamerican
  • Monsanto
  • Minorco
  • De Beers
  • ICI
  • Unilever
  • Barclays
  • Shell
  • Lonrho

Sólo esta última,Lonrho (nombre acróstico de Londres y Rhodes) posee 636 filiales dispersadas en todos (subrayamos: todos) los países africanos, siendo el mayor productor de comida industrializada en África, el mayor productor de tejidos, y el mayor distribuidor de vehículos. (Con el permiso del FMI-BM controlado por la CASA ROTHSCHILD)

Un 8% de todo el continente africano son parques, reservas y espacios protegidos en nombre de la conservación medioambiental.
Un 8% del territorio africano supone un área de la extensión equivalente a tres penínsulas ibéricas.

Este territorio nada despreciable es administrado y controlado por plataformas medioambientales de la ONU y organismos como WWF. (Por cierto, la Casa ROTHSCHILD también pulula en ese informe)

Muchos de esos parques están ubicados en fronteras estatales y lugares geoestratégicos que interesan como plataformas de las actividades de ejércitos, guerrillas, tráfico de armas, drogas y caza furtiva.Así, a través del control estratégico de estos parques y reservas, la llamada “comunidad internacional” (es decir, la única fuerza imperial de la que ya hemos hablado) no sólo controlan los flujos migratorios y movimientos de refugiados, sino que controlan los movimientos de las milicias que generan los periódicos conflictos bélicos tan útiles y rentables para sus intereses. (¿Nos suenan recientemente Mali, Argelia, Libia, Irak, Siria, en ciernes Irán y…otros?)

Al final del artículo una referencia, según la propia WWF de quienes han sido sus presidentes (Primeros ministros, realezas, financieros, industriales…) a lo largo de su historia.

Más detalles y explicaciones de las barbaridades y genocidios de esta y estas “organizaciones ambientales” en el artículo completo:

LA TENEBROSA HISTORIA DE LA ASOCIACION ECOLOGISTA “WWF” ADENA

LA TENEBROSA HISTORIA DE LA ASOCIACION ECOLOGISTA “WWF” ADENA
“NADA ES LO QUE PARECE”
La Segunda Guerra Mundial no fue una excepción:
los ganadores de la guerra (en este caso, los aliados) vencieron “heroicamente y salvaron al mundo” de la amenaza de una fuerza malvada (en este caso, el nazismo).

Sin embargo, ambos (aliados y nazis) :

  • practicaron genocidio,
  • desarrollaron planes de eugenesia,
  • masacraron y bombardearon civiles brutalmente,
  • experimentaron con nuevas armas,
  • desarrollaron planes de destrucción masiva.

Ambos hicieron lo mismo porque ambos eran una misma fuerza polarizada:
la locura elitista europea usando la nueva tecnología desarrollada por una comunidad científica que trabaja indiscriminadamente con un bando y con el otro.
Así, resulta fácil de entender que antes y después de los teatrales juicios de Nuremberg en 1945, numerosos científicos del Tercer Reich, investigadores militares y altos oficiales nazis fueron “exiliados” a Estados Unidos, Brasil, Argentina, Chile y otros, con cambio de nombre y pasaporte suizo o del Vaticano. mediante La RUTA DE LAS RATAS:
Dim lights

Si esto ocurrió con los artífices científicos y materiales del nazismo,
¿qué ocurrió con las casas reales, la nobleza europea que simpatizaba con el movimiento nazi y los grupos financieros que apoyaron, sufragaron e hicieron posible el nazismo?
No ocurrió nada:

permanecen hasta hoy en sus casas, y actualmente asisten a fiestas de la jet-set y reciben el cariño de sus súbditos.

Simplemente, algunos cambiaron su nombre, otros se vincularon con nobleza de países aliados, y otros se lanzaron a nuevas aventuras políticas.
Este es el contexto previo que debemos conocer para acercarnos a la siguiente figura:

El primero conde y después príncipe Bernhard de Lippe-Biesterfeld, nace como alemán en Jena en 1911, recibiendo la clásica formación elitista de nobleza europea.

Nacido y educado para establecer lazos sanguíneos con la casa de Orange, a Bernhard se le permite mostrar públicamente su filiación juvenil nazi, entre otras a NSDAP – el partido nazi.
A fin de cuentas, toda la casa Lippe-Biesterfeld era filonazi (su hermano Aschwin era un alto cargo en las SS), así como todas las líneas secundarias de la familia.

Bernhard llega a introducirse en Reiters SS, y trabaja activamente en IG Farben, gigante químico alemán involucrado en la industria bélica
Cumpliendo con su noble deber, Bernhard se casa con la princesa Juliana de Holanda, y justo al comenzar la guerra, se exilia en Inglaterra bajo protección del brazo británico del mismo linaje, los Windsor.
Allí, continúa su formación militar de élite, se introduce en los servicios de inteligencia británicos, y establece relación con quien va a ser su compañero de proyectos futuros, Philip Mountbattenel futuro duque de Edimburgo y consorte de Elizabeth II.

Tras la guerra, regresa a Holanda con la fachada de “héroe de guerra”, y es nombrado comandante de las fuerzas armadas holandesas.
En 1954, El príncipe Bernhard funda el grupo secreto Bilderberg (secreto, por entonces); y en 1961 con la colaboración de algunos invitados Bilderberg (entre ellos, el príncipe Philip), funda el Fondo Mundial Vida Salvaje, renombrado después con las siglas WWF.

Así, el príncipe Bernhard de Lippe-Biesterfeld, brazo holandés de la nobleza negra europea, experimentado asesino de guerra, y miembro de fuerzas militares de élite (nazis primero, inglesas y holandesas después) funda la primera institución ambientalista con la ayuda de presencia de instituciones de la corona británica, servicios de inteligencia europeos, y grandes corporaciones ligadas a la industria bélica.
Resulta constatado que el movimiento ambientalista comienza ahí, pero ¿con qué objetivo?
Basta echar un vistazo a la posterior lista de miembros selectos del WWF, el llamado Club 1001, para señalar los tres lugares comunes de su membresía: nobleza europea, servicios de inteligencia y grandes grupos corporativos (principalmente, bancarios, armamentísticos y químicos).
Algunos de estos distinguidos “amantes de la naturaleza” son:

    • -El propio Principe Philip (Duque de Edimburgo, supremo representante masculino de la casa Windsor, capitán general de la marina británica. Aficionado no sólo a despedazar zorros con sus perros en su reino, sino aficionado también a la caza furtiva de elefantes y otros animales en India y Nepal, tal y como registró John Philipson),
    • Conrad Black (Miembro asiduo de Bilderberg y cabeza del imperio de massmedia, Hollinger, creado por su padre, el agente del MI5, George Black),
  • -Príncipe Johannes Von Thurn und Taxis (aristócrata europeo bajo influencia de la esfera Rothschild, hijo de Max Von Thurn und Taxis, fundador de la Allgemeine SS de Hitler),
  • -Tibor Rosenbaum (agente del Mossad y dueño del BCI, banque du credit internacionelle, basado en Ginebra, denunciado por Life como lavadora de dinero negro de diferentes mafias involucradas en tráfico de armas y narcotráfico)
  • Mayor Louis Mortimer Bloomfield(militar miembro del MI6 que encabezó la operación Permindex)
  • Sir Francis de Guingand (Ex militar británico, ex cabeza de los servicios de inteligencia británicos, con título de sir y “licencia para matar” expedida por su majestad la reina),
  • Don Juan Carlos de Borbón (descendiente de Felipe de Anjou, rama francesa vinculada sanguíneamente a la casa Saxe-Coburg. Recibió formación militar de élite y actualmente es capitán general del ejército español y rey de España junto a su consorte, la Reina Sofía, miembro registrado de las reuniones del GrupoBilderberg),
  • – Dr. Luc Hoffman (director de la corporación farmaceútica Hoffman-LeRoche; involucrado personalmente en el desarrollo de drogas psicotrópicas y en la investigación farmaceútica psiquiátrica),
  • John H. Loundon (Presidente de Shell Oil hasta 1976, y después ejecutivo vitalicio de Royal Dutch Shell)…
    Esta infame lista continúa, pero no es necesario seguir para darse cuenta de que en estos personajes el amor por la vida animal (o cualquier tipo de vida) no está entre sus prioridades.

¿Qué es lo que comparten todos estos sujetos además de un siniestro concepto de la “vida animal”?

Todos ellos poseen, representan y defienden corporaciones involucradas en la explotación de los recursos de antiguas colonias europeas, a través de la instauración de un nuevo régimen imperial que permite el absoluto control económico de estados supuestamente soberanos. (Este régimen será explicado en el segundo apartado de este capítulo)
¿Por qué los fundadores y miembros selectos del WWF son nobleza, militares y financieros relacionados con los intereses políticos y económicos de grupos de poder europeos extendidos en todo el mundo?

Respuesta sencilla:
Porque el WWF tiene como único interés defender la política y la economía de los grupos de poder europeos extendidos en todo el mundo.
Ya desde su fundación, el WWF tuvo el apoyo de instituciones de la corona británica relacionados con la política colonial.
Una de esas instituciones ligada al WWF es la Sociedad Geográfica Real, la cual patrocinó las expediciones coloniales de David Livingstone, y estaba formada por miembros de la calaña del científico Sir Francis Galton (sí, sí, el padre de la eugenesia y la biometría racial ).
Otra institución real vinculada al WWF es la Sociedad Zoológica de Londres, fundada por el ridículo virrey de la India, Sir Stamford Raffles, y de la cual, el propio príncipe Philip fue presidente.
Así, mientras estas instituciones aseguraban la presencia de fuerzas imperiales en áreas estratégicas, la población europea y estadounidense comenzó a ser adoctrinada en el ambientalismo como una doctrina salvacionista dentro del materialismo, vinculada siempre a teorías neomalthusianas y profecías catastrofistas más o menos científicas.

Y así, muchos miembros del WWF y de instituciones vinculadas al ambientalismo fundaron en 1968  el elitista Club de Roma, un siniestro club privado que tiene como uno de sus objetivos “trabajar para la investigación y solución de los problemas medioambientales”.
A través de la membresía de WWF y de dos de los fundadores del Club de Roma,Maurice Strong y Alexander King, se puede seguir el rastro de la posterior fundación de innumerables instituciones como:

  • Sierra Club,
  • earth first – Tierra Primero,
  • Greenpeace,
  • Amigos de la Tierra… y muchas otras.

De hecho, fue Strong el director de la primera Oficina del Medioambiente para la ONU, y la cabeza visible de la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro en 1992.
Mientras tanto, durante las dos últimas décadas del S. XX, las generaciones más jóvenes literalmente “mamaron” el credo ecológico sin poder cuestionarse ni el origen ni el objeto de dicho credo, como una nueva pseudo-religión de salvación.

Tan profundamente se enraizaron los “valores medioambientales” en la población, que escandalosas noticias que delataban la actividades criminales de instituciones ambientales como :

  • el Proyecto Lock
  • el Proyecto Stronghold
  • la participación del WWF en el tráfico de marfil (denunciado por el periodista Kevin Dowling), pasaron desapercibidas.

Tampoco se dio ninguna voz de alarma al comprobar que cuanto más se desarrollaba el “movimiento ambientalista”, más y más problemas medioambientales aparecían, y que mientras políticos y hombres de estado comenzaban a hablar de “ecología y medioambiente”, el deterioro ambiental seguía acelerándose sin que nada ni nadie consiguiera tan siquiera frenarlo mínimamente.
Esta farsa se mantiene hasta el día de hoy a través de una enmarañada red de mentiras.

NO IMPORTA LO QUE ES VERDAD. SOLO CUENTA LO QUE LA GENTE CREE QUE ES VERDAD”
Paul Watson – cofundador de GREENPEACE

Pero vamos a centrarnos aquí en uno de los aspectos del problema; quizá uno de los más importantes: la colaboración del movimiento ambientalista en la destrucción de la manifestación humana, y muy especialmente, en el Continente africano.
Por ello, vamos a quedarnos con el ya presentado WWF, el cual además de ser la institución fundacional del movimiento ambientalista, es la organización ecologista más presente en África, y muy especialmente, en sus reservas y parques naturales.

La destrucción del continente africano

Los imperios modernos europeos son la fuerza política más poderosa, salvaje y devastadora que jamás el ser humano haya conocido.
La razón por la que decimos esto en presente es lo que les ha dado semejante poder:
el paso de la explotación colonial mundial a un sistema de dependencia económica absoluto a través de corporaciones transnacionales que explotan los recursos y las poblaciones de las antiguas colonias.
Estos imperios europeos han sabido prolongar su dominio y aumentar su poder sobre todo el mundo, con transformaciones políticas, sociales y económicas que se amoldan a la ordenación que ellos mismos van trazando a través de una agenda.
El máximo exponente de estos imperios es el imperio británico; sin embargo, cuando se estudian los linajes, familias y casas que conforman estas fuerzas, se comprende que nada de esto tiene relación con pueblos, naciones o estados.
Es por ello por lo que -con toda propiedad- se puede hablar de un único imperio europeo (no estrictamente localizado en Europa) con un único interés, una única fuerza, un único espíritu:

la infrahumanidad- (el embrutecimiento de la poblacion que no pertenece a la elite).

En el caso particular de África, el proceso de parasitar y devastar el continente siguió tres etapas fácilmente distinguibles que aquí señalamos.

  • -En primer lugar, se invadió el continente y se establecieron “colonias” gobernadas por hombres de confianza de las diferentes coronas y repúblicas europeas.
    En 1885, todo el continente africano ya estaba repartido como si fuera un pastel entre los diferentes estados europeos (Reino Unido, Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, España, Portugal, Italia…)A finales del S. XIX, el imperio inglés se mostraba como el máximo poder controlador del continente.
  • – La segunda etapa del plan imperial sobre África fue realizar la transición de un gobierno colonial a un gobierno financiero vía presidentes títeres y corruptos que inauguraban soberanías nacionales ajenas a diferencias culturales y étnicas, territorialmente delimitadas al capricho con tiralíneas.
    Así, por poner un ejemplo, Rhodesia (nombre puesto en honor de Cecil Rhodes), pasó a llamarse Zimbawe, se cambió el color de la piel del presidente, del blanco Ian Smith se pasó al títere negro Mugabe, y a eso le llamaron “independencia”.
    Las grandes corporaciones mineras, petroleras, químicas, farmaceúticas, textiles… (inversiones y posesiones de las mismas élites europeas ya referidas) se establecieron en estos nuevos estados gobernados por auténticos peleles sin escrúpulos que ofrecen una política fiscal a medida de los intereses europeos.
    Todas las corporaciones más presentes en las explotaciones del continente africano están relacionadas directamente con las casas reales europeas y grandes grupos bancarios angloamericanos:
  • Riotinto
  • N.M. Rothschild
  • Angloamerican
  • Monsanto
  • Minorco
  • De Beers
  • ICI
  • Unilever
  • Barclays
  • Shell
  • Lonrho

Sólo esta última,Lonrho (nombre acróstico de Londres y Rhodes) posee 636 filiales dispersadas en todos (subrayamos: todos) los países africanos, siendo el mayor productor de comida industrializada en África, el mayor productor de tejidos, y el mayor distribuidor de vehículos.

  • Después del control financiero, la destrucción del continente africano requiere una tercera fase.
    – Como tercera etapa del proceso, la fuerza imperial europea trabaja para hacer de África un continuo baño de sangre que garantice que jamás pueda emerger un pueblo mínimamente íntegro y sano.
    Los diversos pueblos africanos son continuamente machacados a través de todas las formas posibles de violencia, para mantenerlos en el trauma, la locura social y la indigencia.
    Todo este infierno hace que los estados africanos dependientes financieramente y rotos socialmente, se endeuden de tal forma, que la deuda sólo sea “perdonada” a cambio del derecho a explotación de los recursos del país.

¿Quién explota esos recursos? De nuevo las mismas corporaciones europeas ya citadas.

¿Y qué papel juega en todo esto el movimiento ambientalista?

La última etapa que culmina el proceso de destrucción requiere algo para llevarse a cabo. La fuerza imperial aún poseyendo un control financiero absoluto, requiere una presencia logística, un control territorial, una fuerza militar en el mismo continente africano.
Si oficialmente una nación extranjera no puede operar libremente dentro de un estado soberano, se crea un organismo supranacional (La ONU) que podrá hacer y deshacer a su antojo.
Si oficialmente un ejército europeo no puede tener presencia en un estado africano independiente, se creará un ejército de “cascos azules” nutrido de esos mismos ejércitos europeos.
Si oficialmente un organismo gubernamental europeo no puede controlar territorialmente el continente, el Establishment se sacará de la manga una serie de incontables Organizaciones No-Gubernamentales – ONGs – y plataformas de la ONU (UNICEF, OMS, UNESCO) que se encargarán de ello.
Ahí es donde entra en acción el movimiento ambientalista, tal y como explicamos a continuación.
Un 8% de todo el continente africano son parques, reservas y espacios protegidos en nombre de la conservación medioambiental.
Un 8% del territorio africano supone un área de la extensión equivalente a tres penínsulas ibéricas.
Este territorio nada despreciable es administrado y controlado por plataformas medioambientales de la ONU y organismos como WWF.
Muchos de esos parques están ubicados en fronteras estatales y lugares geoestratégicos que interesan como plataformas de las actividades de ejércitos, guerrillas, tráfico de armas, drogas y caza furtiva.Así, a través del control estratégico de estos parques y reservas, la llamada “comunidad internacional” (es decir, la única fuerza imperial de la que ya hemos hablado) no sólo controlan los flujos migratorios y movimientos de refugiados, sino que controlan los movimientos de las milicias que generan los periódicos conflictos bélicos tan útiles y rentables para sus intereses.
Es decir, en otras palabras: los parques y reservas controlados por organismos ambientales no sólo ejercen de “valla” para la población, que hace que las “ovejas” no se salgan de su rebaño, sino que también sirve para que los “lobos” se entrenen, se armen y se muevan a su antojo antes de atacar a sus presas.
¿Cuál es la misión ambientalista en África?
El control territorial de las áreas interfronterizas más estratégicas.
Para ilustrar este hecho, tendríamos varios ejemplos, siendo el de Ruanda, uno de los más tristes y vergonzosos.
Más del 20% de Ruanda son parques y reservas medioambientales, y gran parte de esos cotos se encuentran en la frontera con Uganda y República Democrática del Congo (el antiguo Zaire).No vamos a introducir aquí el contexto histórico del conflicto étnico de la zona, siempre bajo gestión repugnante de las fuerzas coloniales europeas.
En ese contexto de continuo conflicto, el RPF (Frente Patriótico Ruandés) se armó en Uganda e invadió Ruanda en 1990. El RPF estaba formado por miembros del Ejército de Resistencia Nacional de Museveni en Uganda.
Ambos ejércitos fueron financiados y armados por el programa IMET del ejército británico y norteamericano, y todo su armamento de asalto era de fabricación israelí.
Uganda era (y es aún hoy) un estado fantoche bajo control de la corona británica y los servicios de inteligencia angloamericanos.
Esta invasión en 1990 llevada a cabo por el RPF se llevó a cabo por el Parque Gorilla, el Parque Akagera y el Parque Volcanes, todos ellos pasos fronterizos donde se realizaban (y realizan) programas de protección del gorila administrados por el WWF.
Esa invasión sólo fue la antesala de los lamentables episodios de 1994. Mientras Ruanda estaba gobernada por el hutu Habyarimana, el ejército ruandés era armado y financiado por la inteligencia francesa (tal y como exponen Joan Casoliva y Joan Carrero en su valiente obra “El África de los grandes lagos”); mientras tanto el RPF volvía a ser armado y entrenado en Uganda por fuerzas ugandesa-británico-norteamericanas.
Mientras se armaban los dos bandos con fondos de ayuda internacional (tal y como expuso con coraje la británica Linda Melveru), el diplomático norteamericano Henry Kissinger visitó la zona a finales de 1993 en “misión diplomática”. Nadie sabe qué diablos hizo este infrahumano personaje, pero meses después de su visita, Ruanda sería escenario de los genocidios más salvajes y rápidos de los que se tienen registro.
El RPF volvió a avanzar sobre Ruanda a través del parque natural Akagera, administrado por WWF.Las milicias hutu comenzaron a arengar a la matanza a través de la Radio Televisión Libre de las Mil Colonias. Tras el asesinato de Habyarimana, comenzaron las absurdas salvajadas indiscriminadas en las que la mayoría de tutsis (pero también incontables hutus) fueron torturados y asesinados. A tal absurdo se llegó, que –tal y como testimonió Marcel Gerin- las tropas hutus Interhamwes y las tropas FRP tutsis estaban mezcladas entre si, llenas de mercenarios ugandeses a sueldo.
Por supuesto, nada de lo que allí sucedió tuvo sentido; pero sí que están constatados unos datos significativos:

  • Tanto Interhamwes como FRP usaban las mismas armas de fuego, principalmente el rifle de asalto Ak-47;
  • tanto Interhamwes como FRP fueron vistos consumiendo el mismo tipo de droga, crack, sustancia imposible de conseguir en la zona a no ser que existiera un dealer al por mayor con contactos transnacionales;
  • tanto Interhamwes como FRP se sirvieron (unos en la huida y otros en la invasión) de los parques naturales administrados por plataformas medioambientales de la ONU y el WWF.

El resultado de todo esto fue el genocidio de más de 800.000 personas en poco más de tres meses, la violación sistemática de todas las mujeres tutsis (y muchísimas hutus), y el trauma y mutilación psíquica de toda una generación, incapacitada para toda su vida y la de varias generaciones siguientes.
Las sociedades europeas quedaron temporalmente conmocionadas, cuestionando la utilidad de las tropas de la ONU, y preguntándose retóricamente “cómo todo eso era posible”. Fue posible porque alguna fuerza lo hizo posible, y de la misma forma, la ONU no resulta inútil si se discierne para qué y para quién resulta útil.
La hipocresía europea se preguntaba “por qué los cascos azules no estaban cuando comenzaron las matanzas”, en vez de cuestionarse por qué estaban allí los cascos azules durante todos los años anteriores a las matanzas.
Las tropas del UNAMIR huyeron como ratas ante un naufragio. En un conflicto en el que murieron 800.000 personas, un contingente de 2539 soldados tuvo 10 bajas: un verdadero éxito.
Actualmente, Ruanda (como todos los países de la zona) tiene presencia de tropas de la ONU. Además, Ruanda tiene hoy (ya lo tenía en 1994) un gran potencial mineral (especialmente, oro) que ya está siendo explotado por corporaciones mineras europeas (también en Tanzania, en Uganda, en Burundi…). Por supuesto, la WWF continúa con sus planes de protección del gorila en los parques naturales que ya hemos nombrado; actualmente, numerosos turistas europeos visitan estos parques para fotografiar animales y tener una experiencia de naturaleza y aventura.

WWF es ADENA en España

FUENTE: DESPERTA2

Presidentes de WWF a lo largo de su historia…

SE Jefe Emeka Anyaoku

 / ©: WWF-Canon / Jean-Luc RAY
© WWF-Canon / Jean-Luc RAY
Desde 2002 hasta la actualidad
Eleazar Chukwuemeka Anyaoku fue elegido tercer Secretario General del Commonwealth por los Jefes de Gobierno en 1989, cumpliendo dos periodos consecutivos desde 1990 hasta 2000. Nacional de Nigeria, nacido en Obosi, estudió Clásicos en la Universidad de Ibadan, y se graduó en 1959 con un Grado de Honor de Becario de la Universidad de Londres. Tras dos años en la Corporación de Desarrollo del Commonwealth y dos años en el Servicio Relaciones Exteriores de Nigeria, incluyendo un periodo en Naciones Unidas, se unió a la Secretaría de Commonwealth en 1966.

Además de un corto tiempo como Ministro de Asuntos Exteriores de Nigeria, el Jefe Anyaoku pasó 34 años con el Commonwealth, en los cargos de Director de Asuntos Internacionales, Secretario General Asistente y Vicesecretario General. Jefe Anyaoku ha sido también miembro del Comité Internacional de Universidades Mundiales Unidas y del Consejo Gobernante del Instituto Internacional de Estudios estratégicos en Londres, el Centro de Estudios Malayos del Commonwealth en Cambridge y la Comisión Mundial de Silvicultura.

En la actualidad es también presidente de la Sociedad Real del Commonwealth y Presidente de la Sociedad Real de África, Vicemiembro del South Centre, en Genova, y Miembro del Consejo de Administración del Museo Británico.

La Honorable Sra. Sara Morrison

 / ©: WWF-Canon / Jean-Luc RAY
© WWF-Canon / Jean-Luc RAY
2000-2001
Sara Morrison es ex-Directora de la Compañía General de Electricidad (GEC) del Gran Bretaña y Directora no Ejecutiva de Carlton Television Ltd. y Kleinwort Charter Investment Trust PLC. Es miembro de la Mesa Redonda Británica para el Desarrollo Sostenible y parte del Consejo del Centro de Estudios de Políticas familiares.El 1 de enero de 1998 la señora Morrison asumió como miembro del directorio de WWF Reino Unido y fue elegida para la Mesa Directiva de WWF Internacional. Fue elegida Vicepresidente de WWF Internacional en noviembre de 2000 y ejerció como Presidenta Activa en 2001. En la actualidad es Consejera Administrativa Emérita.

Prof. R.F.M. “Ruud” Lubbers

 / ©: WWF-Canon / WWF Intl.
© WWF-Canon / WWF Intl.
2000-2000
Ruud Lubers fue tres veces Primer Ministro de los Países Bajos entre 1982 y 1994, convirtiéndose en el Primer Ministro que ha ostentado por más tiempo el cargo en la historia de los Países Bajos. Graduado de la Escuela de Economía de los Países Bajos, comenzó su carrera política en 1973, cuando se unió al gobierno de Den Uyl como Ministro de Asuntos Económicos.Continuó en el Parlamento como Vicelíder Senior, y luego como Líder Parlamentario de la Alianza Demócrata Cristiana. Asumió como Presidente de WWF el 1 de enero de 2000, pero sólo mantuvo el cargo por un año, pues fue nombrado Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados entre 2001 y 2005.

Syed Babar Ali

 / ©: WWF-Canon / WWF Intl.
© WWF-Canon / WWF Intl.
1996-1999
Babar Ali, nacional de Pakistán, fue Director de Packages Ltd. en Lahore entre 1955 y 1973, y luego Ministro de Finanzas, Asuntos Económicos y Planificación. Fue por primera vez elegido Miembro del Directorio de Administración de WWF en 1973.Fue también parte del Consejo Asesor Internacional de WWF y del Comité de Conservación de WWF (más tarde denominado Comité de Programas), y fue elegido Vicepresidente y Tesorero Honorario antes de asumir la Presidencia en 1996 tras la salida de SAR El Duque de Edimburgo. Se retiró del cargo de Presidente en 1999 y ejerce ahora como Vicepresidente Emérito de WWF Internacional.

SAR El Duque de Edimburgo

 / ©: WWF-Canon / WWF Intl.
© WWF-Canon / WWF Intl.
1981-1996
Su Alteza Real (SAR) El Duque de Edimburgo ostentó la presidencia de WWF Internacional por 16 años hasta su retiro a fines de 1996, pero su continua participación en la organización viene desde su fundación en 1961, cuando asumió la Presidencia de WWF Reino Unido. En la actualidad, como Presidente Emérito, aún trabaja activamente para la organización.Durante estos 40 años, la contribución de Su Alteza Real a la organización ha sido inestimable – visitando proyectos de WWF en más de cincuenta países en cinco continentes, promoviendo temáticas de conservación en los más altos niveles gubernamentales y corporativos, ayudando con la recaudación de fondos y creando conciencia.

John H. Loudon

 / ©: WWF-Canon / WWF Intl.
© WWF-Canon / WWF Intl.
1976-1981
Mejor conocido como “el Gran Viejo de Shell”, John H. Loudon, holandés, Presidió la compañía petrolera mundial Royal Dutch Shell de 1951 a 1965. Hijo del ex Presidente del Directorio de Shell, Hugo Loudon, se unió a la compañía en 1930 cuando fue a trabajar en los campos petroleros del Lago Maracaibo en Venezuela.Presidió WWF entre 1976 y 1981, siendo también miembro del Club 1001, que contribuye a financiar las operaciones de WWF con un fondo fiduciario. John H. Loudon falleció en 1996 a la edad de 90 años.

SAR Príncipe Bernhard de Los Países Bajos

 / ©: WWF-Canon / WWF International
© WWF-Canon / WWF International
1962-1976
Conocido como el “Príncipe Errante de la Conservación”, SAR Príncipe Bernhard de Los Países Bajos es el Presidente Fundador de WWF, posición que mantuvo desde 1962 hasta 1976.Su Alteza Real también estableció el fondo de donaciones “Club 1001: un Fideicomiso de la Naturaleza” en 1971, y continuó profundamente involucrado con WWF y sus actividades durante los años subsecuentes. El Príncipe Bernhard falleció en 2004 a los 93 años de edad.
FUENTE:   LA PROPIA WWF

Comentarios

2 comentarios en “FAMILIAS DE PODER: ¿Deshaciendo mitos? (II): Historia y funciones de WWF (Fondo Mundial Vida Salvaje)

  1. Asi que “La hora del Planeta” es una broma màs de esta castuza familiar (MAFIA). Se anuncian cada año en marquesìnas, revìstas, e informativos haciendole creer a la gente, que hay soluciones globales para problemas globales. Luego hacen fotos desde satèlites para ver los resultados de esta orden de apagar las luces mostrando los avances, jejeje. Quien sabe si estàn trucadas, como hacen con todo.

    Y en cuanto a Africa. Què màs decir … sino que faltarìa montar un museo del Holocausto. Este SI ha sìdo y es completamente AUTENTICO. Que no han sido unos pocos años, sino unos cuantos siglos de infortunio para sus habitantes. Como sede internacional de este museo del Holocausto de los pueblos de Africa, propongo a la City de Londres, que pueden permitirse su financiaciòn. Y desde luego, al Rothschild de turno como presidente de honor, por su altìsimo altruìsmo y otros merecidìsimos motivos.
    Y ahora sin bromas, pregunto si alguien sabe donde enseñan la piedad necesaria o la capacidad suficiente para poder perdonar y olvidar todos estos hechos. Saludos.

    Publicado por SER O NO SER | 23 de enero de 2013, 17:04

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: GUERRA: EE.UU. y CHINA: La moderna invasión de África: AFRICOM. « Quién está detrás - 11 de febrero de 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Traducir la última entrada: (con límite de caracteres)

Introduce tu e-mail y haz clic en "Seguir" para seguir este blog y recibir nuevas entradas por correo electrónico.

Únete a otros 322 seguidores

RIESGO ECONÓMICO ESPAÑOL EN DEFCON 2

Participaciones:

Bitacoras.com

Blogalaxia

Calendario de entradas

enero 2013
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Visitas al blog

  • 323,211 visitas

CONTADOR DECREMENTAL DE LA CRISIS

Probabilidad de finalización sujeta a variabilidad en las noticias17/05/27
10.4 años para que ocurra.

CONTADOR DECREMENTAL DE LA PROBABILIDAD DE GUERRA

Probabilidad de su inicio sujeta a variabilidad en las noticias.28/09/12
The big day is here.
A %d blogueros les gusta esto: