//
you're reading...
La estafa económica, La Industria de la Salud, Resúmenes de Fukushima

FUKUSHIMA: ¡Que nos vamos a la mierda! ¡COÑO!


Mientras escribimos estas líneas los hechos se siguen sucediendo inexorablemente. Lamento, de verdad, ser tan taxativo pero la realidad no me deja otra.

Independientemente de los RESUMENES DE FUKUSHIMA ya referenciados:

https://quienestadetras.wordpress.com//?s=fukushima

se suceden nuevos informes, una y otra vez referenciados a través de otras fuentes:

información presentada en la reunión anual de la North Pacific Marine Science Organization (PICES)  en octubre  de 2013

Si bien hemos relatado el efecto que tiene Fukushima en el Océano Pacífico (peces y cadena alimentaria), ya prácticamente inerte a través de Alaska, la Columbia Británica, Costa Oeste, cuyos habitantes claman por un poquito de información, y Nuevo México, ahora hay que añadir a través de estos informes recientes, el impacto que empieza a tener en sus costas la nube radioactiva que está llegando a ellas (ya ha llegado)

Se recuerda que ya hace año y medio los médicos de la costa Oeste denunciaron un aumento significativo en 17.000 casos de leucemia no justificados y no explicables.

Tengamos en cuenta que desde el primer o tercer día trescientas toneladas diarias de agua radioacitva, como ahora se admite, son vertidas en el Pacífico, y, por corrientes Oceánicas y atmosféricas, en el Atlántico. Como así relató el CSN, en los trés primeros días, a través de sus comunicados sobre el incidente, en el cual la nube llegó a las costas de Galicia, Catalunya y adentrándose en Europa. A partir de ahí, apagón informativo, dos apagones-peticiones (petición del CSN)  hacia el congreso de los diputados (negativa por “no ser significativa”) y a verlas venir.

Hay que tener en cuenta el reciente comunicado de la OMS, amiguito nuestro, que siempre vela por nuestros intereses, en cuanto al aumento del 70% de casos, mortandad, de cánceres en los próximos veinte años, dando por hecho tal suceso  por razones biológicas y sin nombrar el hecho de la radioactividad (pruebas termonucleares 50-80, Harrisburg, Chernobil, Fukushima )

Esta es gorda, demasiado gorda, y ni saben, pueden o no quieren taparlo. De mientras las partículas calientes nos van a penetrar y procurar un E.L.E. a lo largo de los próximos años.

Me parece pertinente adjuntar al final un artículo resumido sobre alimentos para combatir la radiactividad a raiz del desastre de Japón. Buscad en Google y eoncontrareis multitud de páginas incluida una muy significativa de la OMS por venir de quien viene.y que os referencio: el informe es del 17 de Marzo de 2011, curioso ¿no?

Las sugerencias de la OMS contra la radioactividad

Recuerdos desde las Piedras de Georgia.

AquÍ lo penúltimo:

La Nube radioactiva de Fukushima está llegando a las costas de Canadá, Estados Unidos y México

Modelo de simulación de la dispersión a largo plazo de Fukushima Indagadores wp
Si usted ha oído hablar de que  la radiación de Fukushima se extiende a la costa del Pacífico de América del Norte, pero fueron “corregidas” o “desmentidas por fuentes oficiales y expertos aclarando que esto se basó más en rumores que en  la realidad, entonces debe considerar la información presentada en la reunión anual de la North Pacific Marine Science Organization (PICES)  en octubre  de 2013
Investigadores de pesquerías y océanos de Canadá. confirmaron que la nube radioactiva de Fukushima en efecto está llegando a las costas de Canadá, Estados Unidos y México  (y fue detectado hace al menos hace 6 meses), tanto en las aguas superficiales del océano y la atmósfera en cursos similares pero ligeramente diferentes.
En una presentación titulada “Comunicando los pronósticos, incertidumbre y consecuencias del cambio del ecosistema,” los investigadores canadienses mostraron evidencia de que la mayor parte de la radiactividad de Fukushima se está desplazando casi por completo de la parte occidental del Pacífico Norte (Japón) a la porción del oeste (América del Norte) en el transcurso de los próximos cinco años.
Distribución de las aguas superficiales de Fukushima Indadores wp

Distribución de las aguas superficiales de Fukushima

 A partir de 2012, ya había llegado a la región central del océano Pacífico, y un mapa inédito muestra que, a partir de 2013, llegó a las costas de Alaska y Columbia Británica, con el área más intensa de la nube aún por llegar.

Distribución de las aguas superficiales de Fukushima sobre columbia Britanica Indaadores wp

La discusión se centró en los cálculos concurrentes de la severidad de los efectos del cesio-137 en torno a 2 diferentes modelos de la trayectoria de la radiación.
El primero, publicado por el investigador alemán Erik Behrens y sus colegas en el Centro Helmholtz para la Investigación Oceánica en 2012, subestima drasticamente los peligros potenciales, prediciendo sólo modestos niveles de 2 bequerelios por metro cúbico (Bq / m ^ 3) para el año 2015 en el  paralel0 49 cerca Columbia Británica y el estado de Washington  (apenas por encima de los niveles de fondo de las continuas consecuencias de Chernobyl).

Distribución de las aguas superficiales de Fukushima Behrens  Indadores wp

MODELO Erik Behrens
Mientras tanto, el segundo, publicado por Vincent Rossi y otros colegas del Centro de Investigación sobre el Cambio Climático en 2013, presenta una imagen mucho más consecuente. Predice alarmantes niveles máximos que alcanzan 25 Bq/m ^ 3 en su estación de monitoreo en British Columbia en el año 2015 y picos por encima de 30 Bq/m ^ 3. 
Los niveles de cesio en el paralelo 30 – llegan a Baja California en México – no llegarían a un tope hasta el 2019, aunque los niveles máximos proyectados alcanzarían alrededor de 15 a 20 Bq / m ^ 3.
Distribución de las aguas superficiales de Fukushima Vincent Rossi  Indaadores wp
MODELO Vincent Ross
La cantidad de cesio atmosférico transportado a través del océano a través de los vientos sigue siendo un factor desconocido pero potencialmente mayor.
Esto explica en parte la diferencia drástica en las proyecciones, ya que no existen estaciones de monitoreo de radiación en el aire en el Pacífico y no existen métodos fiables para predecir la magnitud de sus efectos.
Además, recientemente se ha admitido públicamente que 300 a 400 toneladas de agua contaminada se han vertido en el Pacífico por día desde la crisis comenzó en marzo de 2011.
El hecho es que los primeros resultados de la radiactividad de Fukushima en las costas de Alaska, Columbia Británica, California y México (confirmado en privado dentro de la comunidad científica hace meses), que es sólo el comienzo, son consistentes con las predicciones anteriores de cesio-137 golpeando la costa oeste de Estados Unidos a finales de 2013 y principios de 2014.
Los científicos han reconocido que continuará su expansión en el océano Ártico, alcanzando el este de Rusia y, finalmente, que vertiéndose en el Océano Atlántico.
Todos los modelos apuntan a un aumento de la radiación de aquí en adelante.
¿Qué tan malo se pondrá?…. aún está por verse, pero las banderas rojas se plantearon la semana pasada cuando los funcionarios de salud desestimaron las preocupaciones acerca de las lecturas tomadas en San Francisco y se publicarán en Internet, mostrando niveles mas altos de 150 conteos por minuto – 5 veces más alto de lo normal y 500 veces mayor de lo previsto-

Radiación San Francisco Indagadores wp

Aunque las autoridades públicas siguen ignorando las señales de advertencia (y se niegan a informar al público sobre los hallazgos científicos con el fin de calmar el pánico). estos nucleótidos radiactivos pueden bioacumularse en la cadena alimenticia y en el cuerpo humano y no deberían descartarse tan cómodamente.
Por encima de los niveles normales fueron ya detectados en la leche de la costa oeste hace dos años, provocó el vuelco de la comunidad científica por el hecho de que el agua de lluvia, los productos lácteos y los suministro de carne ya está siendo golpeados con cesio-137, yodo-131 y, posiblemente, de estroncio-90.
La bioacumulación puede concentrar  grandes cantidades de radiación presentes en el ambiente, de manera que la exposición al cesio a través de la leche o carne (agregando las cantidades totales de radiación presentan en el agua, hierba, heno etc. consumidos por la vaca) podría alcanzar niveles peligrosos en los seres humanos.
“La costa oeste de los Estados Unidos se está friendo por radiación desde el desastre nuclear de Fukushima, y los medios de comunicación no nos está diciendo la verdad acerca de esto.”
pices.int,naturalnews.com,examiner.com,sfgate.com,infowars.com,turnerradionetwork.com,enenews.com,enviroreporter.com

FUENTE: INDAGADORES

Alimentos contra la radiación

El alga kelp contiene fucoidan, que protege a la médula ósea de la radiación

A estas alturas del debate sobre las consecuencias para la salud tras la catástrofe nuclear de Japón, quizás sea el momento de detenerse a observar la capacidad de la naturaleza para vencer una crisis de este calado. De hecho, el miso (compuesto fermentado derivado de la soja: no es lo mismo que la soja per se) supuso una clave en la supervivencia de los afectados en Hiroshima por su capacidad de ayudar al cuerpo a enfrentar los problemas de la radiación.

Resulta gratificante asomarse al reino vegetal y comprobar la amplia variedad de productos que ayudan a vencer o prevenir los efectos nocivos ante una contaminación radiactiva. 

Alimentos ricos en clorofila

El alga kelp, gracias a su principio activo fucoidan, o las microalgas spirulina y clorella, conocidas por su capacidad de detoxificar los efectos de la radiación. El fucoidan posee efectos protectores sobre las células de la médula ósea contra la radiación. La spirulina ha sido propuesta como co-adyuvante en terapias contra el cáncer por su capacidad quimio y radio-protectora.

Vitaminas, minerales y otros antioxidantes

Se sabe que las radiaciones afectan muy negativamente al ADN (concretamente, produciendo desmetilación, entre otros procesos). Es interesante saber que esos efectos pueden minizarse con la ingesta de vitamina B9 (ácido fólico), B12 y Colina.

El selenio en altas dosis es una forma práctica, segura y efectiva de mitigar las lesiones renales por radiación, sin efectos secundarios de sobredosis.

El ginseng tiene efecto protector contra la radiación gracias a sus propiedades antioxidantes contra los radicales libres.

No hace falta recordar el poder antioxidante que tienen las frutas. No obstante, conviene tener en cuenta que algunas de ellas son especialmente interesantes, como el kiwi, por su gran efecto protector sobre el ADN, o el zumo de uva, por su efecto antioxidante más prolongado después de la ingesta.

De cualquier modo es importante, en caso de exposición a la radiación, llevar a cabo una dieta hipo-tóxica junto con una ingesta significativa de antioxidantes, en forma de cóctel variado (muchos y diferentes micronutrientes, co-factores, fitonutrientes, etc). En el estudio, el grupo de ratones que no se suplementaron murió hacia el día 16, mientras que los ratones suplementados estaban sanos y estables 30 días después.

Puede sonar raro o difícil consumir fucoidan y un cóctel antioxidantes. Sin embargo, aun sufrimos una gran lacra, que se manifiesta en dos formas principales: ignorancia y prejuicios, y que nos mantiene lejos de la realidad. La suplementación nutricional natural permite que, hoy por hoy, por ejemplo yo mismo, esté ingiriendo mi dosis de fucoidan y antioxidantes mientras escribo este post. La naturaleza pone a nuestro alcance las herramientas para obrar milagros, pero tenemos que tomar esas herramientas y hacer nuestro trabajo.

Por supuesto, el sentido común debe gobernar nuestras expectativas y nuestras acciones. Es decir, no podemos pensar que radiaciones tan dañinas y peligrosas como las que se reciben en situaciones como la catástrofe de Japón se solucionan de manera fácil y sencilla, con sólo unos cuantos suplementos nutricionales. Podríamos concluir que lo que está en nuestras manos es intentar proveer al organismo con las mejores condiciones bioquímicas posibles.

Paco Carreño (paco.carreno@yahoo.es)

FUENTE: MQCIENCIA

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Anónimo - 6 de febrero de 2014

  2. Pingback: FUKUSHIMA: ¡Que nos vamos a la mierda! ¡COÑO! | Energetic Land - 6 de febrero de 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Traducir la última entrada: (con límite de caracteres)

Introduce tu e-mail y haz clic en "Seguir" para seguir este blog y recibir nuevas entradas por correo electrónico.

Únete a otros 322 seguidores

RIESGO ECONÓMICO ESPAÑOL EN DEFCON 2

Participaciones:

Bitacoras.com

Blogalaxia

Calendario de entradas

febrero 2014
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Archivos

Visitas al blog

  • 323,657 visitas

CONTADOR DECREMENTAL DE LA CRISIS

Probabilidad de finalización sujeta a variabilidad en las noticias17/05/27
10.4 años para que ocurra.

CONTADOR DECREMENTAL DE LA PROBABILIDAD DE GUERRA

Probabilidad de su inicio sujeta a variabilidad en las noticias.28/09/12
The big day is here.
A %d blogueros les gusta esto: