//
you're reading...
La probabilidad de Guerra

GUERRA: ISRAEL: Hacial el final de su vida útil. ASÍ DECIDIERON SU CREACIÓN Y ASÍ HAN DECIDIDO SU FINAL LOS ASHKENAZI (JÁZAROS). Con traca final incluida.


¿Porqué los ashkenazi le hacen el arakiri al pueblo de Israel justo ahora y en el peor momento posible? Amenazan a Irán, a Siria, bombardean y quieren invadir, o sea, suicidarse, Gaza (reacciones del mundo musulmán), no tienen escudos anti-misiles en condiciones. Irán o Rusia pueden dejar blancas a través de luz y calor (véase Joe Vialls) las tierras Israelíes en cualquier momento, no dejando a ningún organismo multi-celular vivo se ponga como se ponga EE.UU.

¿Y porqué se han creado las condiciones necesarias para la desaparición del Estado de Israel? Porque Oriente Medio está más que preparado para, previa destrucción no definida, ser controlado por organismos afines a los designios de Rotschild y Soros (véase entrada).

Para profundizar en detalle en la situación actual y sus propósitos visitar el excelente artículo de Thierry Meissan en la Red Voltaire:

¿Por qué una nueva guerra contra Gaza?

Para eso fue creado Israel, valuarte militar de los interes de Occidente, para preparar el terreno hacia lo que hoy es ya una realidad: la completa invasión y aprovechamiento de los recursos de Oriente Medio, el Canal de Suez, las rutas migratorias de la zona a fín de controlar el super-gigante en recursos ilimitados que es…(no, no es solamente Rusia)…África. Una vez que esto ha sucedido los actores involuntarios de la región (la población Israelí y la musulmana) literalmente sobran como actores y serán reducidos a meros espectadores y sirvientes de la nueva conquista (los que queden) pues si alguien piensa que el estertor final no será necesario, en mi opinión, es muy optimista y salvo que decidan ellos lo contrario así sucederá y en connivencia con Rusia y China, por supuesto (mismos perros con distintos collares).

A menos que decidan, estos entes, que habría que aprovechar la ocasión para hacer realidad lo de los “500 millones en un mundo feliz” en cuyo caso la traca se extenderá en un tema que ya ha sido analizado.

Lo inminente es esto, el detonador de Gaza, una vez más, pero con avisos muy claros y proféticos (ver El Estado de SIÓN y el pueblo de ISRAEL: Dos cosas diferentes, 2009). de la más que probable extensión de la matanza.

Aviso a los habitantes de LA PATAGONIA y otros: Debieran tener preparados ya “albergues y campos de cultivo” suficientes ante el alud de entes que probablemente vayan a refugiarse allí.

El artículo que sigue desvela la decisión tomada ya antaño por Kissinger y 17 agencias de inteligencia acerca de la conveniencia de prescindir de los “servicios de Israel” dado el fín de su vida útil.

El Estado Sionista Sentenciado

     En http://www.presstv.ir apareció hace nueve días este breve artículo del estadounidense Kevin Barrett, Ph.D., un estudioso de la cultura islámica y crítico de la “guerra contra el terrorismo”, autor de libros y anfitrión de un programa radial.

Kissinger y la Comunidad

de Inteligencia Estadounidense

Respaldan “Un Mundo Sin Israel”

por Kevin Barrett

2 de Octubre de 2012

     El presidente Mahmud Ahmadineyad de Irán ha sido vilipendiado en los medios occidentales de comunicación por atreverse a imaginar “un mundo sin Israel”.
     Pero según reportes noticiosos, Henry Kissinger y dieciséis agencias de inteligencia estadounidenses están de acuerdo en que en el futuro próximo Israel ya no existirá.
     The New York Post cita a Kissinger “palabra por palabra”: «En diez años, no habrá más Israel» [http://www.nypost.com, 17 de Septiembre de 2012].
     La declaración de Kissinger es directa y sin reservas. Él no está diciendo que Israel está en peligro, pero que podría ser salvado si sólo le diéramos billones adicionales de dólares y destruyéramos a bastantes de sus enemigos con nuestros militares. Él no está diciendo que si elegimos al viejo amigo de Netanyahu, Mitt Romney, Israel podría ser de alguna manera salvado. Él no está diciendo que si bombardeamos Irán, Israel podría sobrevivir. Él no está ofreciendo una salida. Él simplemente está declarando un hecho: en 2022, Israel ya no existirá.
     La Comunidad de Inteligencia estadounidense está de acuerdo, aunque quizás no en la fecha precisa de caducidad de 2022. Dieciséis agencias de inteligencia estadounidenses con un presupuesto conjunto de sobre 70.000 millones de dólares han publicado un análisis de 82 páginas titulado “Preparándose para un Oriente Medio Post-Israel” (“Preparing for a Post-Israel Middle East“).
     El informe de inteligencia estadounidense observa que los 700.000 pobladores israelíes que están ocupando ilegalmente la tierra robada en 1967 —tierra que el mundo entero concuerda en que pertenece a Palestina y no a Israel— no van a hacer sus maletas y a marcharse pacíficamente. Ya que el mundo nunca aceptará su actual presencia en tierra robada, Israel es como Sudáfrica a finales de los años ’80.
     La coalición extremista Likud que gobierna Israel, según el informe de inteligencia estadounidense, está respaldando y apoyando cada vez más la violencia desenfrenada y la ilegalidad de los colonos ilegales. El informe declara que la brutalidad y la criminalidad de los colonos, y la creciente infraestructura de estilo apartheid, incluyendo el muro de segregación y el cada vez más draconiano sistema de puntos de control, son indefendibles, insostenibles, y anacrónicos con respecto a los valores estadounidenses.
     Las dieciséis agencias de inteligencia estadounidenses están de acuerdo en que Israel no podrá hacer frente a la irresistible próxima fuerza pro-palestina que consiste en la Primavera Árabe, el Despertar Islámico y el ascenso de la República Islámica de Irán.
    En el pasado, las dictaduras en la región mantuvieron a raya las aspiraciones pro-palestinas de sus pueblos. Pero aquellas dictaduras comenzaron a colapsar con la caída del pro-Israel Sha de Irán en 1979 y el establecimiento de una República Islámica democrática, cuyo gobierno tuvo poca opción salvo reflejar la oposición de su pueblo hacia Israel. El mismo proceso —el derrocamiento de dictadores que trabajaron con, o al menos toleraron a Israel— se está acelerando ahora por toda la región. El resultado será que habrá gobiernos que serán más democráticos, más islámicos y mucho menos amistosos hacia Israel.
     El informe de la comunidad de inteligencia estadounidense dice que a la luz de estas realidades, el gobierno estadounidense simplemente ya no tiene los recursos militares y financieros para seguir apoyando a Israel contra los deseos de los más de mil millones de sus vecinos. A fin de normalizar relaciones con 57 países islámicos —sugiere el informe— EE.UU. tendrá que seguir sus propios intereses nacionales y desenchufar a Israel.
     Curiosamente, ni Henry Kissinger ni los autores del Informe de Inteligencia estadounidense han dado ninguna señal de que ellos vayan a lamentar la desaparición de Israel. Esto es notable, dado que Kissinger es judío y siempre ha sido visto como un amigo (incluso de vez en cuando como un amigo incondicional) de Israel, y que todos los estadounidenses, incluso aquellos que trabajan para las agencias de inteligencia, han estado bajo la influencia de los medios de información, que están fuertemente a favor de Israel.
     ¿Qué explica tal complacencia?.
     Los estadounidenses que prestan atención a los asuntos internacionales —una categoría que seguramente incluye a Kissinger y a los autores del Informe de Inteligencia— están hartándose de la intransigencia y el fanatismo israelí. La estrafalaria intervención, extensamente ridiculizada, de Netanyahu en Naciones Unidas [Sept. 2012], donde él exhibió un caricaturesco dibujo de una bomba, de tal modo que él mismo se presentó como una caricatura de un “sionista loco”, fue la última de una serie de meteduras de pata de líderes israelíes que parecen propensos a sobreactuar su papel.
     Un segundo factor es el enconado resentimiento que muchos estadounidenses sienten por la dominación tiránica por parte del lobby de Israel del discurso público. Cada vez que un periodista estadounidense famoso es despedido por salirse “fuera del libreto” en lo que se refiere a Israel, como le sucedió a Helen Thomas y a Rick Sanchez, una reacción negativa mayormente invisible, como una ola gigante que se desliza bajo la superficie del océano, adquiere cada vez más poder. Y cada vez que el lobby de Israel le baja los humos a alguien como Maureen Dowd, que recientemente observó que los mismos fanáticos de Israel que arrastraron a EE.UU. a la guerra contra Iraq tratan ahora de hacer lo mismo contra Irán, más personas comienzan a despertarse y a comprender que gente como Dowd, Thomas y Sanchez están diciendo la verdad.
     Una tercera razón para la complacencia ante la inminente desaparición de Israel: la comunidad judía estadounidense ya no está unida en apoyo de Israel, mucho menos de sus dirigentes del partido Likud. Sofisticados periodistas y analistas judíos como Philip Weiss están reconociendo la locura de la jefatura actual de Israel y lo desesperado de su situación. Según informes recientes, ya no está de moda entre los jóvenes judíos estadounidenses preocuparse por Israel. Y a pesar de las tentativas frenéticas de Netanyahu de influír sobre los votantes judíos a favor del mormón pro-Likud Mitt Romney, las encuestas muestran que Obama, quien está grabado diciendo que él “odia” al “mentiroso” Netanyahu, ganará fácilmente la mayoría de los votos judíos.
     Finalmente, llegamos a la menos obvia —pero la más poderosa— razón para la complacencia de Kissinger y la CIA ante la implosión de Israel: la inexorable filtración de la información de que Israel y sus partidarios, y no unos musulmanes radicales, llevaron a cabo los ataques bajo bandera falsa del 11-S.
    Cada vez más, no son marginales grupos anti-judíos sino observadores responsables de alto nivel los que están diciendo esto. Alan Sabrosky, el medio judío ex-Director de Estudios Estratégicos en la Escuela Superior de Guerra del ejército estadounidense, ha venido a decir en mi programa de radio que él ha hablado con sus colegas de la “certeza del 100%” de que Israel y sus partidarios llevaron a cabo el 11-S. Y Alan Hart, el ex-principal corresponsal de la BBC para el Oriente Medio (y amigo personal de Golda Meir y de Yasser Arafat) también ha llegado en mi programa de radio a revelar la historia que él también sabe, que Israel y compañía orquestaron el 11-S.
     Hoy, incluso tenemos a un candidato presidencial, Merlin Miller, que está grabado declarando que Israel, y no al-Qaeda, realizó los ataques del 11-S.
     El objetivo principal del 11-S era “sellar con sangre” un vínculo emocional intenso e inquebrantable entre EE.UU. e Israel, en un intento desesperado de asegurar la supervivencia de Israel lanzando una guerra estadounidense de largo plazo contra los enemigos de Israel. Como “los israelíes bailarines” detenidos por celebrar el procedimiento del 11-S trataron de convencer a la policía: “Nuestros enemigos son sus enemigos. Los palestinos son sus enemigos“.
     Pero cada vez más los estadounidenses, incluída la comunidad de inteligencia estadounidense en su conjunto, reconocen ahora que los enemigos de Israel (el mundo musulmán entero de más de 1.500 millones de personas, junto con la mayor parte del mundo no-europeo) no tienen que ser los enemigos de Estados Unidos. De hecho, EE.UU. está yendo a la quiebra y está sacrificando miles de vidas en guerras para Israel, guerras que dañan, más bien que ayudan, los intereses estratégicos estadounidenses. (Uno de aquellos intereses, por supuesto, es comprar petróleo y gas de gobiernos estables y colaborativos).
     Como crece el reconocimiento de que el 11-S no fue un ataque islámico radical sino un acto de cobarde y sangrienta traición cometida por partidarios de Israel, llegará a ser cada vez más fácil para los hacedores estadounidenses de política, siguiendo los pasos de Kissinger y de las dieciséis agencias de inteligencia, reconocer lo obvio: Israel ha alcanzado el final de su vida útil.–
FUENTE ORIGINAL (EN INGLÉS): KEVIN BARRETT
TRADUCCIÓN: EDITORIAL STREICHER

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: FAMILIAS DE PODER: ¿Donde se meterán los Ashkenazis cuando Israel sea destruido? NUEVAS NOTICIAS DE LA PATAGONIA. « Quién está detrás - 16 de enero de 2013

  2. Pingback: Bitacoras.com - 20 de noviembre de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Traducir la última entrada: (con límite de caracteres)

Introduce tu e-mail y haz clic en "Seguir" para seguir este blog y recibir nuevas entradas por correo electrónico.

Únete a otros 322 seguidores

RIESGO ECONÓMICO ESPAÑOL EN DEFCON 2

Participaciones:

Bitacoras.com

Blogalaxia

Calendario de entradas

noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos

Visitas al blog

  • 323,513 visitas

CONTADOR DECREMENTAL DE LA CRISIS

Probabilidad de finalización sujeta a variabilidad en las noticias17/05/27
10.4 años para que ocurra.

CONTADOR DECREMENTAL DE LA PROBABILIDAD DE GUERRA

Probabilidad de su inicio sujeta a variabilidad en las noticias.28/09/12
The big day is here.
A %d blogueros les gusta esto: