//
you're reading...
La probabilidad de Guerra

GUERRA: CATALUNYA: Esto no es un juego y se está LLEVANDO demasiado lejos.


Uno ha tenido que bajar a las cavernas una vez más y esta vez no le ha hecho falta indagar mucho.

Qué duda cabe que España, Iberia, Peninsula Ibérica, Hispania, conjunto de pueblos o como lo quieran llamar está tensionada al máximo, y eso antes del rescate oficial, porque el extraoficial hay que volver a recordar que ya vino (19 de Junio) y se está ejecutando, fechas oficiales a parte, y que no corresponden en modo alguno con la cantidad de recortes que se están efectuando, superiores a lo que, cínicamente, dice y propugna Bruselas.

Y es que la miseria si dura lo suficiente envilece al pueblo, le hace actuar cada vez más por instinto básico de supervivencia y eso hace que los discursos fascistas (yo soy tu luz y sígueme sean las consecuencias las que sean) proliferen, y cada vez tengan más seguimiento, pero sin engañarnos, por pura escasez y premura de la población, preludio de falsas revoluciones y reivindicaciones al precio que sea (hambre, muerte y destrucción y luego a trabajar (muertos a parte) por cuatro pesetas y digo pesetas, para volver a repetir, una vez más el eterno síndrome que envuelve a ,entre otros países, este, que dicho sea de paso no es nada especial en cuanto a caer una y otra vez en la víscera de la destrucción gratuita tras unos pocos años de bonanza.

Somos un pueblo que formamos el normal devenir de la humanidad junto a otros pueblos, todos los del mundo, que lo único que quieren es poder sobrevivir con normalidad para, luego, poder vivir acerca de sus propias energías redescubiertas. Lo que ocurre es que estamos en manos, indefectiblemente, dentro de la historia moderna, y aún más allá, en manos, absolutamente, de castas increíblemente listas ya explicadas (y eso hay que admitirlo) que disponen de nosotros cuales trapos a lavar, limpiar o tirar según sea nuestro grado de desgaste y mediante trucos, ya explicados profusamente, que nos condicionan y nos exterminan.

Si cejamos en nuestro empeño de, simplemente resistir, pues no nos queda otra, al menos en esta generación y la siguiente, seremos, y lo vuelvo a decir, pasto de las llamas en las calderas de Pedro Botero.

En concreto y en Catalunya se están “despertando” poderosos influjos que, lejos de procurar hacia la población lo que a ella le conviene, procuran  planteamientos fuera del momento y lugar pertinentes a través de un falso y manipulado “patrioterismo”, “pertenencia” y acertada, dicho sea de paso, reivindicación de ¡”no me robes más”!, reivindicación, la económica, que debiera haber sido mucho más contundente para no tener que llegar a este esperpento de amenazante violencia militar que ya impera en periódicos y televisiones acerca de la posible secesión de Catalunya, pues, ahora, al ruido de sables reciente, hay que sumar las recientes declaraciones de personajes políticos tales como Mikel Buesa, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid. (Colaborador de Libertad Digital y FAES) y Felip Puig, consejero de Interior de la Generalitat Catalana que, en sendas declaraciones, se refieren a las diferentes respuestas militares que pudieran sobrevenir en caso de secesión o referéndum soberanista.

Paralelismos entre la guerra de secesión Eslovena y la situación catalana, en el primero, y la presunta obediencia de los Mossos a la Generalitat y las consecuencias para Catalunya y España en caso de conflicto armado, en el segundo, nos llevan a una espiral de violencia verbal de personajes y personajillos públicos que debieran tener muy en cuenta que precisamente son eso, públicos y que la repercusión de sus palabras bien puede sumarse a ruidos de sable pero esta vez en grado superlativo y que propicien, estas palabras, junto a intereses económicos de casta,  miles de muertos.

Este país no debiera olvidar nunca más que ya conoció la guerra propiciada por declaraciones y ambientes explosivos y que en última o primera instancia fue financiada y provocada por ambientes financieros del Imperio Británico patrocinados por Rothschild. En aquella ocasión España fue el inicio de la Segunda Guerra Mundial y en esta ocasión bien pudiera ser el inicio de la Tercera.

No dejemos que jueguen con fuego porque los únicos que nos vamos a quemar somos nosotros, la población, y nunca, nunca, ellos, las castas.

Aquí las declaraciones de estos dos señoritos:

1

La Guerra de Secesión 2012-10-05

Cataluña en el espejo de Eslovenia

A medida que pasan los días y se suceden las declaraciones secesionistas de los dirigentes nacionalistas catalanes, parece más evidente que, en su proyecto, se entremezclan varios modelos ya ensayados en otros países. Está, por un lado, la amigable separación entre la República Checa y Eslovaquia, a la que me referí en un artículo anterior, que ahora se reedita con tintes originales en el proyecto de referéndum de independencia de Escocia. Pero también emerge con una nitidez cada vez mayor el modelo de Eslovenia, que se saldó con un conflicto armado de poca monta, la Guerra de los Diez Días, cuyas bajas se cifraron en 62 muertos y 328 heridos, y que sin embargo desencadenó, como ha destacado el profesor Francisco Veiga en su excelente libro La fabrica de las fronteras, “el rosario de guerras que se sucedieron en el espacio yugoslavo”.

La secesión de Eslovenia se aprobó –por su Parlamento– en el anochecer del 25 de junio de 1991, unas horas después de que el Sabor, la asamblea parlamentaria de Zagreb, hiciera lo mismo en Croacia. Fue un acontecimiento cuidadosamente preparado, tanto desde la perspectiva política como desde el punto de vista militar, en el que se tuvieron muy en cuenta los argumentos propagandísticos que se habían de presentar ante la opinión pública internacional, singularmente ante la Unión Europea. Éstos incidían en el carácter democrático de la decisión de independencia, en la vocación europeísta del país y en su voluntad pacífica de autodeterminación. Ello, a pesar de que se preparaba la guerra, como enseguida se verá, y la limpieza étnica, cosa que se haría en febrero de 1992 por el procedimiento administrativo de borrar de la lista de residentes a todas las personas que durante el semestre posterior a la declaración de independencia no habían solicitado la ciudadanía eslovena.

Recordemos, con este telón de fondo, las recientes declaraciones de Artur Mas en las que apelaba al contexto europeo: si la secesión catalana se produce, decía, “nadie puede utilizar unilateralmente las armas”. Añadía: “Estamos dentro de una Unión Europea que tiene la democracia como principio sagrado”, y se preguntaba inmediatamente: “¿Quién tiene miedo a la democracia?”. Todo lo cual le servía para instar a los catalanes a que no se dejen intimidad por las amenazas que llegan de fuera y se quiten de encima el “miedo a emanciparse”. Recordemos también el discurso de su consejero de Interior, Felip Puig, en el acto de celebración del patrón de la Guardia Urbana de Barcelona, cuando señaló que la policía catalana está “al servicio de su país y de todo aquello que el país determine”, de manera que tanto los Mossos d’Esquadra como los agentes policiales locales “seguirán a las instituciones catalanas en las decisiones que tomen como pueblo”.

No está de más señalar que, entre mayo y octubre de 1990, nueve meses antes de su independencia, Eslovenia configuró una “estructura de maniobra para la protección nacional” a partir, principalmente, de las fuerzas policiales, y en la que se encuadró a 21.000 hombres. Sería esa estructura la que, dotada con fusiles de asalto, armas anticarro y misiles antiaéreos, se enfrentaría, sin apenas material blindado, al Ejército Federal Yugoslavo. Tampoco se puede olvidar que en Cataluña hay actualmente 16.654 mossos y 10.894 policías locales, es decir, una fuerza con más de 27.000 efectivos con experiencia en el empleo de la fuerza armada.

Pero la clave de la victoria eslovena en la Guerra de los Diez Días no fue tanto la capacidad de su incipiente ejército como el hecho de que éste se enfrentara a una fuerza débil –en la que brillaron las columnas de blindados; pero carecían de la protección de la infantería, lo que las hacía inútiles en el medio urbano– que no tenía el respaldo político necesario para lanzarse a la acción ofensiva. El Ejército Federal Yugoslavo desplazó, en efecto, 35.000 soldados a Eslovenia, sólo la quinta parte de los que hubiesen sido necesarios para ocupar un territorio de poco más de 20.000 kilómetros cuadrados. Y en menos de una semana se vio desautorizado para imponer un control militar sobre la república secesionista. La guerra concluyó inmediatamente.

¿Podría ocurrir en España algo similar? Señalemos al respecto que la ocupación militar del territorio de Cataluña –con casi 32.000 kilómetros cuadrados– requeriría, para su control efectivo, una fuerza del orden de 270.000 soldados, que actualmente no se encuentra disponible en nuestro país. Las Fuerzas Armadas españolas cuentan, en efecto, con un total de 134.772 hombres y mujeres, incluyendo los militares de carrera y de complemento, las clases de tropa y marinería y los reservistas voluntarios; es decir, aunque se movilizaran completamente, los ejércitos apenas llegan a la mitad de los efectivos teóricamente necesarios para restablecer el orden constitucional en el caso de que se produjera la secesión. Incluso si a esa fuerza se sumara la totalidad de los 80.210 miembros de la Guardia Civil, la capacidad militar de España es dudosa para el logro de ese objetivo.

Más allá del tamaño de la fuerza que es posible movilizar está la cuestión política. De acuerdo con la Constitución, es misión de las Fuerzas Armadas la defensa de la integridad territorial de España; y aunque su mando supremo corresponde al Rey, están subordinadas al Gobierno, en tanto que es a éste al que compete la dirección de la administración militar y la defensa del Estado. Por tanto, es de la voluntad gubernamental de la que, en un caso como el que nos ocupa, dependerá la determinación del alcance concreto que pudiera tener la intervención de los ejércitos en un conflicto secesionista. Cuando Mas proclama que “nadie puede utilizar unilateralmente las armas” es porque está convencido de que el Gobierno de España en ningún caso llegará a decidirse por el empleo de la fuerza.

¿Se corresponde esa convicción del líder nacionalista con la realidad? Es difícil saberlo, porque ni el presidente Rajoy ni ninguno de sus ministros ha dado la menor indicación al respecto. Pero sí existen declaraciones que siembran la duda en el caso de la oposición socialista y comunista, lo que hace pensar que, en la situación extrema en la que pudiera plantearse una intervención militar, el Gobierno se encontraría solo, sin apoyos externos a su propio partido y, seguramente, sometido a una potente campaña de deslegitimación. En tales circunstancias no sería sorprendente que, en el escenario catalán, volviera a reproducirse la farsa eslovena. Entonces, la secesión se produciría por la incomparecencia del Estado y acabaría abriéndose el abismo del desmoronamiento institucional del mismo. Y a España no le quedaría otra salida pacífica que asomarse a un nuevo período constituyente de tan incierto resultado que hoy ni siquiera podemos entrever.

FUENTE: LIBERTAD DIGITAL

2

ANTE UN REFERÉNDUM DE INDEPENDENCIA

“Los Mossos estarán al servicio de la Generalitat en caso de enfrentamiento”

La última polémica sobre la tensión independentista en Cataluña la protagoniza el consejero de Interior, Felip Puig. Ha avisado a la policía autónoma de que en caso de enfrentamiento con el Estado, éstos deberán estar al servicio de la Generalitat.

El consejero de Interior del Gobierno catalán, Felip Puig, dejó claro este miércoles en una reunión junto con policías catalanes que, en caso de conflicto con el Estado, los Mossos d’Esquadra “estarán al servicio de la Generalitat”. Un día después, Puig ha dicho que no se plantea que haya que llegar al uso de la fuerza pero avisa de que:

“si existe algún atisbo de ejecución por la fuerza, la partida estará perdida por parte de España y ganada por Cataluña”.

Los socialistas catalanes han respondido a estas declaraciones. Pere Navarro, candidato al PSC, ha dicho que basta de tanto tensionar y ha añadido “que esto a lo único que lleva es a una fractura en la sociedad catalana”. En la misma línea se ha emnarcado el PP; su portavoz, Alicia Sánchez Camacho, acusa a CIU de “tener ganas de conflicto” y lo tacha de “un grave error”.

PP y PSOE coinciden igualmente en que las declaraciones son muy preocupantes e irresponsables.

FUENTE: ANTENA 3

Comentarios

2 comentarios en “GUERRA: CATALUNYA: Esto no es un juego y se está LLEVANDO demasiado lejos.

  1. El tal Felipe Puig con sus declaraciones deja muy claro que este individuo tienen que cesarle por rebelion. Aunque ya sabemos que le gusta mucho mentir, ….. ya sabemos que más de un cargo politico policial se ha visto cubierto de corrupcion y segun parecen los articulos en los periodicos este parece un caso más de un corrupto que acabara en la trena

    Publicado por tomas lopez | 25 de diciembre de 2012, 13:26

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Bitacoras.com - 19 de octubre de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Traducir la última entrada: (con límite de caracteres)

Introduce tu e-mail y haz clic en "Seguir" para seguir este blog y recibir nuevas entradas por correo electrónico.

Únete a otros 322 seguidores

RIESGO ECONÓMICO ESPAÑOL EN DEFCON 2

Participaciones:

Bitacoras.com

Blogalaxia

Calendario de entradas

octubre 2012
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Visitas al blog

  • 323,211 visitas

CONTADOR DECREMENTAL DE LA CRISIS

Probabilidad de finalización sujeta a variabilidad en las noticias17/05/27
10.4 años para que ocurra.

CONTADOR DECREMENTAL DE LA PROBABILIDAD DE GUERRA

Probabilidad de su inicio sujeta a variabilidad en las noticias.28/09/12
The big day is here.
A %d blogueros les gusta esto: