//
you're reading...
La estafa económica

ESTAFA: ¿Como sería la salida de España del Euro? GUÍA PASO A PASO


Este artículo es de Mayo. Aún y así explica de forma fácil y didáctica hacia un ciudadano común atribulado por mensajes y definiciones complejas y que inducen al miedo, qué representa para un país (en este caso España) salir de la zona Euro dominada por las presiones de la gran banca de EE.UU. y Europa.

No es fácil pero tampoco es el infierno pues detrás de la salida de la zona Euro o moneda única  hay vida y sobre todo esperanza, no sin esfuerzos, de uno a trés años de duración (ejemplos aunque pocos los hay, Indonesia, Corea del Sur, Tailandia, Argentina, Bolivia… )

Lo que está claro es que como premisa indispensable, sea con la “solución  rescate”, ver post anterior, o con la salida del Euro, no hay que dejar que se destruyan las infraestructuras públicas y el bienestar social mientras se adopta una decisión u otra no sea que nos veamos como en nuestro espejo que en estos momentos es Grecia como referente.

Aviso: Este artículo no es apto para mentes iluminadas, preclaras, cultas en demasía, tecnócratas y demás especies que pululan por “encima” del ciudadano común que solo quiere que le expliquen aquello que no pueda entender por falta de tiempo y por no saber o por no estar en el momento y lugar adecuados (como uno mismo hace poco más de un año)

Aquí el artículo:

¿Cómo sería la salida de España del euro? Guía paso a paso

Publicado el 16 de mayo de 2012

La crisis europea está alcanzando su momento culminante. Ayer, la presidenta del FMI declaró que “contempla una hipotética salida de Grecia del euro”. Hace unos días, corrió por Internet un artículo de Paul Krugman que pronosticaba la inminente salida de Grecia y la posibilidad de que ocurriese lo mismo con España. En cuestión de meses, sino semanas, los líderes europeos se enfrentan a la decisión más importante desde la caída del muro de Berlín: ¿continuamos todos juntos en el euro?

La situación es muy compleja. Seguir en el euro parece asegurar que la crisis de la periferia se prolongará durante años. Romper el euro puede desencadenar eventos que nadie es capaz de predecir con seguridad.

En el espíritu del blog, os propongo explorar esta pregunta: en el caso de que España saliese del euro, ¿cómo sería ese proceso?

Una aclaración muy importante: no soy economista, tan sólo un ciudadano interesado por comprender lo que ocurre a mi alrededor. Os ruego añadáis en los comentarios vuestras críticas y correcciones.

1.- ¿Cómo se anunciaría la salida del euro?

El gobierno lo anunciaría de manera repentina. No hay otra opción. Si el gobierno lo anunciase “con antelación”, todo el mundo trataría de transferir su dinero a cuentas en el extranjero (porque, después de una devaluación, los euros depositados en una cuenta alemana valdrían más que los euros depositados en un banco español). Esa fuga masiva de capitales provocaría el colapso inmediato de nuestro sistema financiero.

Es triste decirlo así, pero por definición, el gobierno tendría que negar que España saldrá del euro hasta anunciarlo por sorpresa.

Con toda seguridad, el anuncio se haría un sábado por la mañana: eso daría dos días a las instituciones financieras para realizar las actualizaciones más urgentes en sus sistemas.

2.- ¿Salir del euro implica salir de la Unión Europea?

En principio, no. De hecho, sólo 17 de los 27 países de la UE comparten moneda.

En términos legales, la cosa no está tan clara. El Tratado de Lisboa contempla la posibilidad de que un país abandone la UE, pero no hay ninguna ley que regule la salida del euro (¡a ningún político se le ocurrió la posibilidad de que un país decidiese abandonar la moneda única!).

3.- ¿Es la primera vez que se rompe una unión monetaria?

No. La República Checa y Eslovaquia compartieron moneda hasta 1993. Catorce de las repúblicas que formaban la Unión Soviética crearon sus propias divisas después del colapso del rublo en 1991/2.

Existen muchos más ejemplos: durante el siglo XX, 69 países salieron de uniones monetarias.

Me parece importante recordar esto: el euro no es “un fin en sí mismo”. El euro es un instrumento que se creó con la esperanza de mejorar las economías de los países europeos y reforzar nuestro sentimiento de unidad.

4.- ¿Qué beneficios tendría para España salir del euro?

  • La posibilidad de devaluar nuestra nueva moneda con respecto al “euro alemán”. Al devaluar la moneda, nuestras exportaciones serían mucho más baratas y como la mayoría de ellas van hacia la UE, aumentaríamos nuestra competitividad frente a Francia y Alemania de manera instánea. Para los turistas extranjeros, también sería mucho más barato viajar a España. ¿Os acordáis de la crisis de los años 90? ¿Qué hicimos para recuperarnos? Devaluar la peseta frente al marco alemán dos veces en 1992, otra en 1993 y una última vez en 1995.
  • Recuperar el control sobre la política monetaria. Es decir, podríamos decidir qué niveles de inflación y tipos de interes son los más convenientes para nuestra economía. El problema de la política monetaria común es el siguiente: lo que le conviene a la economía alemana (con el desempleo en mínimos históricos) es muy diferente a lo que necesita la economía española (con el desempleo en máximos históricos).
  • La posibilidad de emitir deuda en una moneda que podamos controlar.
  • Disponer de un “cortafuegos propio” contra ataques especulativos. Hasta ahora, ante un ataque especulativo, dependemos de la voluntad del BCE.

Salir del euro también supondría muchísimas desventajas: las importaciones serían más caras, el comercio con el exterior sería más complicado (porque las empresas tendrían que preveer las fluctuaciones entre las divisas), habría que decidir qué hacemos con toda la deuda que hemos emitido en euros y se generarían tensiones entre países que, posiblemente, debilitarían la unión política de Europa.

5.- ¿Qué pasaría después de ese anuncio?

El gobierno prohibiría temporalmente la transferencia de dinero al extrajero. También limitaría la cantidad de dinero que cada persona puede sacar del banco (a esto se le llama “corralito”).

Además, la nueva moneda (vamos a llamarle “peseta”), se devaluaría con respecto al “euro alemán”. Por eso, quienes hubiesen conseguido sacar sus euros fuera de España antes del anuncio, saldrían ganando.

6.- ¿Los billetes de euro serían inmediatamente reemplazados por billetes en pesetas?

No. El Banco de España necesitaría algunos meses para imprimir billetes en pesetas y reemplazarlos por los billetes de euro que ahora están en circulación.

Mientras tanto, existe una solución temporal: poner un sello a todos los billetes guardados en los bancos de nuestro país. Así, los “euros españoles” se distinguirían de los “euros alemanes”. Los ciudadanos también estaríamos obligados a llevar los billetes “que tenemos en casa” al banco para que les pusiesen el sello.

El gobierno anunciaría una ley que diría: “los billetes no sellados, no son de curso legal en España”. Quienes pagen (o acepten pagos) en billetes sin sellar, estarán comentiendo un delito.

Una vez se imprimieran las nuevas pesetas, esos billetes se irían introduciendo poco a poco en circulación (igual que hicimos cuando pasamos de la peseta al euro).

La conversión a la nueva moneda sería mucho más sencilla que en otros precedentes históricos, pues ahora, la mayor parte del dinero guardado en los bancos sólo existe en forma electrónica.

7.- ¿Qué hacemos con la deuda que hemos emitido en euros?

Desde 1999, emitimos nuestra deuda pública en euros. Después de la devaluación, el Estado no podría pagar sus deudas a los bancos de los países que siguieran en el euro. Inevitablemente, tendría que “renegociar” la deuda y pagar menos de lo debido. Esto se conoce como “default”. Afortundamente, el 90% de la deuda pubĺica española con el extranjero se emitió bajo “legislación local”, es decir, los posibles conflictos entre deudores y acreedores, deben resolverse ante tribunales españoles.

Las empresas privadas (y especialmente los bancos) también deberían renegociar sus deudas con el extranjero.

8.- ¿Quienes serían los mayores perjudicados?

  • Los ahorradores españoles: porque los ahorros perderían gran parte de su valor debido a la devaluación.
  • Los bancos alemanes, franceses y británicos: porque perderían mucho dinero debido al “default”. Probablemente esos bancos deberían ser rescatados por sus contribuyentes (lo que generaría importantes tensiones políticas entre los países de la UE).

9.- ¿Qué tal les ha ido a otros países que hicieron “default” en su deuda y devaluaron su moneda?

Durante la crisis asiática de 1997, Indonesia, Corea del Sur y Tailandia hicieron “defaults” en sus deudas y devaluaron sus monedas. A pesar de una fuerte contracción de sus economías en los meses posteriores, recuperaron sus niveles pre-crisis en menos de dos años. Y han continuado creciendo desde entonces.

Lo mismo puede decirse de Argentina. Después de eliminar la convertibilidad con el dólar, hacer “default” y devaluar el peso, la economía argentina ha crecido más rápido que la brasileña durante la última década (sí, sí, estáis leyendo bien).

10.- ¿Creéis que España volverá a la peseta? ¿Seguiremos en el euro? ¿Cuáles son vuestras razones?

FUENTE: PRINCIPIA MARSUPIA

 

 

 

Anuncios

Comentarios

6 comentarios en “ESTAFA: ¿Como sería la salida de España del Euro? GUÍA PASO A PASO

  1. Y ¿ q pasaria con los q estamos pagando hipotecas?¿ se pagarian en euros alemanes?

    Publicado por lucho665 | 18 de agosto de 2012, 8:09
    • Si España sale del Euro podrían pasar dos cosas:

      Que el Euro siguiera como moneda del resto de países.

      Que desapareciera el Euro y se volviera a las monedas anteriores, cosa probable si España dejara la Unión Monetaria.

      Por otra parte, con la deuda hipotecaria podrían ocurrir dos cosas muy diferentes:

      Que siguiera en Euros, con los efectos devastadores de un tipo de cambio desfavorable con la neo-peseta, pero con el beneficio de tipos de interés relativamente bajos del euro.

      Que se redenominara en pesetas, con el beneficio de una deuda menor, pero los perjuicios de tipos de interés en España mucho más altos de los que disfrutamos siendo iembros de la Unión Monetaria.

      Según los diferentes escenarios, múltiples consecuencias dispares tendría la salida del euro de España sobre las hipotecas.

      Si la moneda de curso legal en España vuelve a ser la peseta, nos encontramos con dos tipos de deudas hipotecarias. Las contraídas con anterioridad al euro y las que se firmaron estando en vigor la moneda única.

      Desde un punto de vista legal es muy difícil mantener que una hipoteca que estaba en pesetas no se vuelva a redenominar a esta moneda si salimos del euro. A fin de cuentas, en pesetas era la deuda original.

      No pasa lo mismo con las hipotecas firmadas ya en euros. La deuda se contrajo con esta moneda y, si continua vigente en otros países, se podría defender que jurídicamente la deuda siguiera en euros. Otro cantar sería que el euro desapareciera como moneda, lo que implicaría la conversión en pesetas sin lugar a dudas.

      Lo que ocurriría en el caso de que el euro continuara es jurídicamente bastante discutible. A fin de cuentas la deuda se contrajo en la moneda de curso legal en el momento de la firma, el euro. Si cambia ésta, no es tampoco descabellado concluir que se tiene que redenominar a pesetas, la deuda.

      Si mi hipoteca pasa de euros a pesetas

      Dado que no tenemos ejemplos recientes que establezcan que ocurre cuando un país pierde su moneda y crea una de nuevo (la peseta no existe, no lo olvidemos), podría ocurrir tanto que todas las deudas familiares se convirtieran a la neo-peseta como que siguieran en euros (si esta moneda siguiera existiendo).

      En todo caso, si la hipoteca pasa a pesetas y nuestra deuda pendiente es en ese momento de 150.000 euros, se convierte a pesetas en base a un tipo de cambio que establecen los políticos.

      No se sale de la lógica económica que seríamos un 20% más pobres, lo que significa que en la conversión a neo-pesetas se reflejaría este empobrecimiento respecto a la zona euro.

      El tipo de cambio original era de 166,386 pesetas por euro. A este tipo la conversión sería de 24.957.900 pesetas. Sin embargo no sería la misma, ya que deberíamos asumir que somos más pobres respecto al exterior, un 20% para recuperar competitividad y exportar más barato.

      Por tanto habría que pagar más pesetas por el mismo euro, supongamos que un 20%, es decir, 199,663 pesetas por euro. En este caso, nuestra deuda hipotecaria sería de 29.949.450 pesetas (debemos más dinero al banco por efecto del tipo de cambio).

      Pero el gran problema no viene de esta deuda, sino de los tipos de interés hipotecarios de las hipotecas a tipo variable. Los que tengan hipotecas a tipo fijo salen muy beneficiados, que que seguirán pagando unos tipos de interés “bajos” pactados cuando España era de la UEM. Imaginemos que lo tienen pactado al 6%, a 25 años. La cuota de la hipoteca en pesetas sería de unas 192.964 pesetas.

      El problema son las hipotecas a tipo variable y los tipos de interés aplicables; en una España fuera del euro ver primas de riesgo de 600 no sería nada descabellado. Ello podría implicar tipos de referencia (una especie de Mibor) al 8% o más. Una hipoteca, con un diferencial de 2 pagaría un 10%, que a 25 años supondría una cuota de 272.150 pesetas (más de 79.000 pesetas que el hipotecado a tipo fijo).

      En resumen, si se pasaran las hipotecas de euros a pesetas los hipotecados a tipo variable acabarían pagando más por efecto del tipo de interés (pese a la devaluación de la peseta), que sería mucho más alto que los que ahora disfrutamos estando en la UEM. Y nuestros sueldos se cobrarían en pesetas, claro.

      La relación tipos de cambio y tipos de interés con el euro irían marcando el grado de pérdida que experimenta el hipotecado por la salida del país de la zona monetaria común.

      Si la hipoteca continúa en euros

      Nuestros sueldos en pesetas y una deuda en euros que cada vez se hace más difícil de pagar por el tipo de cambio sería un problema nacional. La parte buena es que, se supone, el tipo de referencia aplicable a las hipotecas a tipo variable seguiría bajo (mientras la economía de la zona euro resultante no creciera demasiado).

      Volvamos a la hipoteca de 150.000 euros. Con un tipo de cambio de 199,663 la cuota mensual en el momento de la conversión sería de unos 750 euros (al 3,5% a 25 años). Para pagarlos tendríamos que cambiar pesetas a euros. Unas 149.747 pesetas.

      Imaginemos que la evolución del tipo de cambio sigue devaluándose un 15% adicional en un año, estando en 229,612 pesetas por euro. En la revisión anual el que paga variable y resulta que el tipo de interés sigue en el 3,5%, tiene que volver a cambiar pesetas en euros. La cuota se mantiene en 750 euros, pero ahora nos cuesta 172.209 pesetas.

      Y el que pagase a tipo fijo, al 6% del ejemplo, con la misma hipoteca en euros, afrontaría una cuota de 966 euros. Cambiando las pesetas a euros le costaría 221.805 pesetas.

      Con unos ingresos en pesetas y una deuda en euros, el efecto de tipos de interés de la zona euro y los tipos de cambio peseta/euro modularían los efectos, si bien lo más probable es que acabaría saliendo perdiendo el cliente.

      Complejos escenarios que, en todo caso, tienen muy pocas probabilidades de ocurrir. Europa gana con un euro sólido, y los políticos al final suelen moverse por incentivos económicos. Volver a la peseta es más improbable que avanzar en una integración fiscal europea, que es lo que se necesita.

      (Información facilitada por Pau A. Monserrat, comparador de bancos iAhorro.com)

      Publicado por Uno como vosotros | 18 de agosto de 2012, 8:31
  2. España es deficitaria, por ejemplo, energeticamente…… consecuencia 1 de salida del euro: si se devalua la peseta, el petroleo nos subiria proporcionlamente….. algo dificil de asumir. Se deberia contar tambien lo “malo” de salir del euro….

    Publicado por Luis | 2 de agosto de 2012, 20:46
    • ¿Has leído bien el post?:

      “Salir del euro también supondría muchísimas desventajas: las importaciones serían más caras, el comercio con el exterior sería más complicado (porque las empresas tendrían que preveer las fluctuaciones entre las divisas), habría que decidir qué hacemos con toda la deuda que hemos emitido en euros y se generarían tensiones entre países que, posiblemente, debilitarían la unión política de Europa.”

      “8.- ¿Quienes serían los mayores perjudicados?

      Los ahorradores españoles: porque los ahorros perderían gran parte de su valor debido a la devaluación.

      Los bancos alemanes, franceses y británicos: porque perderían mucho dinero debido al “default”. Probablemente esos bancos deberían ser rescatados por sus contribuyentes (lo que generaría importantes tensiones políticas entre los países de la UE).”

      Publicado por Uno como vosotros | 3 de agosto de 2012, 6:18

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ESTAFA: ¿Como sería la salida de España del Euro? GUÍA PASO A PASO | prontuarios bancarios | Scoop.it - 3 de agosto de 2012

  2. Pingback: Bitacoras.com - 2 de agosto de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Traducir la última entrada: (con límite de caracteres)

Introduce tu e-mail y haz clic en "Seguir" para seguir este blog y recibir nuevas entradas por correo electrónico.

Únete a otros 341 seguidores

RIESGO ECONÓMICO ESPAÑOL EN DEFCON 2

Participaciones:

Bitacoras.com

Blogalaxia

Calendario de entradas

agosto 2012
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Visitas al blog

  • 351,568 visitas

CONTADOR DECREMENTAL DE LA CRISIS

Probabilidad de finalización sujeta a variabilidad en las noticias17/05/27
Faltan 9.9 años.

CONTADOR DECREMENTAL DE LA PROBABILIDAD DE GUERRA

Probabilidad de su inicio sujeta a variabilidad en las noticias.28/09/12
The big day is here.
A %d blogueros les gusta esto: